11.4 C
Resistencia
InicioDeportesBoca mostró lo peor y lo mejor en una misma noche: de...

Boca mostró lo peor y lo mejor en una misma noche: de los errores de Chiquito Romero a la noche magistral de Equi Fernández y Merentiel

Boca gana el partido de las dos caras. Como en el teatro, la máscara del primer tiempo lo encuentra triste, con los hoyuelos desvencijados producto de sus propias torpezas. En el complemento, en cambio, fluye la sonrisa sobre el escenario santiagueño. Con dos estrellas que comparten cartel en el Madre de Ciudades, Miguel Merentiel y Equi Fernández, autores de los dobletes que impulsan los aplausos. Central Córdoba, actor de reparto, contribuye al éxito azul y oro. No tiene inhibiciones, deja todo sobre las tablas, pero se desvanece en un segundo plano. Lo que pudo ser un gran papel terminó siendo un bolo.

Lo perdía 2 a 0, lo ganó 4 a 2. Pero en todo momento dio la sensación de que esos goles que consiguió Central Córdoba en el prólogo y el epílogo de la etapa inicial no iban a ser suficientes para voltear a Boca. Quedará retratado Sergio Romero como el gran responsable de los gritos santiagueños. Con espacios, y ante un rival que da tantas ventajas, los xeneizes mostraron toda su contundencia. Fundamentalmente, a partir del gran caudal de juego de Equi Fernández, que pasó de jugar cuarenta y cinco minutos opacos a un segundo tiempo luminoso.

Central Córdoba se llevó un premio demasiado gordo en el capítulo inicial. Más allá de su intensidad y ese sello ofensivo que también mostró en el Monumental, claro. Tiene una virtud el conjunto del colombiano Lucas González Vélez. De mitad de cancha hacia adelante, arriesga. Maneja la pelota con criterio, genera desequilibrio por afuera y un buen circuito hacia adentro. No importa si enfrente están los adversarios más pesados del país. Ahora, del círculo central hacia atrás, es poco inteligente.

Boca no supo aprovechar las facilidades que tuvo en ese primer tiempo. Por los costados, especialmente por la izquierda, tuvo campo libre para atacar con el tándem que formaban Kevin Zenón y Lautaro Blanco. Y como Central Córdoba no solo atacaba, también jugaba lejos de Ingolotti, los espacios fluían. En este contexto, con Merentiel tirado atrás y Luca Langoni punzante en su rol de segunda lanza, provocaban estragos en la última línea local.

Sin embargo, Central Córdoba pegó primero. José Gómez cambió de frente para Walter Montoya, el chaqueño la metió adentro y una pared entre Matías Godoy y Rodrigo Atencio terminó con una definición del ex volante de Independiente. Hubo responsabilidad de Romero, que dejó libre su palo. Quizá, el arquero creyó que Equi Fernández llegaría antes para cortar. No sucedió.

Lo que siguió fue un ida y vuelta. Con Boca más vehemente. Entonces, Ingolotti mostró todos sus reflejos, igual que hace una semana en Núñez. El arquero le tapó dos remates a Langoni, uno a Saralegui y un tiro libre a Zenón. Después, Merentiel falló un mano a mano.

Central Córdoba recuperaba y salía con Godoy atrevido en el uno contra uno. Y la lesión de Luis Advíncula, que llegó con dificultades al Madre de Ciudades, obligó a Martínez a modificar la defensa. El peruano tuvo que dejar la cancha, Lautaro Di Lollo se movió como lateral derecho, Pol Fernández retrocedió la posición de marcador central y entró Marcelo Saracchi, en principio como volante por izquierda.

Y cuando daba la sensación de que llegaría el empate de Boca por decantación, colapsó en la última jugada del primer tiempo. Blanco bajó a Oscar Garrido contra el banderín del córner cuando estaba acorralado por Saracchi y de ese tiro libre –ejecutado por Godoy- llegó el segundo. Anticipó Tomás Molina, Romero calculó mal y Mateo Sanabria la empujó en el segundo palo.

En el complemento, Martínez acomodó la defensa. Saracchi jugó de “4”, Di Lollo volvió a la zaga, Pol al medio y en seis minutos, Boca lo empató. Primero, con una gran combinación entre Equi y Zenón –taco mediante- que terminó con una gran definición de zurda de Fernández. Después, volvieron a combinar los mismos protagonistas, Langoni asistió, la jugada se ensució, pero Merentiel eludió a Ingolotti y resolvió.

Boca creció en el juego por el manejo de Equi, Central Córdoba empezó a correr todas de atrás y en su búsqueda, se desarticuló. Así y todo, estuvo cerca del tercero, pero Saracchi cruzó justo cuando se relamía Florián Monzón.

Hasta que llegó una jugada magnífica de Equi, Merentiel rompió el achique y sacudió a un rincón. Y en la última acción, otro contraataque letal dejó a otra vez a Merentiel mano a mano, el uruguayo remató al palo y Equi capturó el rebote. Para hacer más holgada la primera victoria de Boca en el campeonato, necesaria tras la caída en Tucumán y el decepcionante empate ante Fortaleza.

El resumen del partido

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS