22.3 C
Resistencia
InicioDeportesRenunció Luis Rubiales como presidente de la Federación Española de Fútbol tras...

Renunció Luis Rubiales como presidente de la Federación Española de Fútbol tras el escándalo por el beso a Jenni Hermoso

Luis Rubiales anunció su renuncia a la presidencia de la Federación Española de Fútbol tras el escándalo por el beso que el dio sin consentimiento a la jugadora Jenni Hermoso en la celebración del título que la Selección femenina de su país obtuvo en el Mundial que de disputó en agosto

«Hoy he transmitido a las 21:30 al Presidente en funciones, Pedro Rocha, mi renuncia al cargo de Presidente de la RFEF. También le he informado de que he hecho lo mismo con mi cargo en UEFA para que mi puesto en la Vicepresidencia pueda ser sustituido», indicó Rubiales en la carta que publicó en su cuenta de Twitter.

Y añadió: «Tengo fe en la verdad y voy a hacer todo cuanto esté en mi mano para que prevalezca».

El dirigente, que había negado dar un paso al costado tras el estallido del escándalo, se encontraba suspendido por 90 días por decisión de la FIFA.

«Tras la veloz suspensión realizada por FIFA, más el resto de procedimientos abiertos contra mi persona, es evidente que no podré volver a mi cargo», explicó en la misiva.

Video

Luis Rubiales, que ya había estado envuelto en varias polémicas, le sujetó el rostro a Jenni Hermoso y la besó en la boca.

También sembró sospechas sobre la suspensión que pesaba sobre él y las críticas que recibió tras el beso a Hermoso.

«Insistir en quedarme a la espera y aferrarme a ello no va a contribuir a nada positivo, ni a la Federación ni al fútbol español. Entre otras cosas, porque hay poderes fácticos que impedirán mi vuelta», siguió Rubiales.

En esa tónica dijo que existe una «campaña desproporcionada» y de una «persecución desmedida» en su contra y aseguró que con su declinación, además, busca mantener intactas las posibilidades de España para organizar el Mundial masculino de 2030.

Luis Rubiales en la ceremonia de premiación del Mundial. Foto: APLuis Rubiales en la ceremonia de premiación del Mundial. Foto: AP«No quiero que el fútbol español pueda resultar perjudicado por toda esta campaña tan desproporcionada y, sobre todo, tomo esta decisión tras haberme asegurado de que mi marcha contribuirá a la estabilidad que va a permitir que tanto Europa como África sigan unidas en el sueño de 2030, que permitirá traer a nuestro país el mayor evento del mundo», manifestó el ahora expresidente de la RFEF.

Rubiales también dijo tener «fe en la verdad» y anticipó que hará «todo cuanto esté en mi mano para que prevalezca». Volvió a referirse a lo que calificó como «falsedades» y se mostró ilusionado con que «en la calle, cada día más, la verdad se está imponiendo».

Unos minutos antes del mensaje en Twitter, Rubiales anticipó que presentaría su renuncia, en una entrevista con el periodista inglés Piers Morgan.

«¿Mi renuncia? Sí, lo voy a hacer. Sí, porque no puedo continuar con mi trabajo», sostuvo ante las cámaras. Dijo que la familia sabe que no es una cuestión sobre él y que siguió el «consejo de algunos amigos».

«Me dijeron ‘Luis, ahora tenés que focalizarte en tu dignidad, seguir con tu vida. Si no, probablemente termines dañando a gente que amás, el deporte que amás’. En estas tres semanas tuve que aguantar mucho, pero no es una cuestión sólo sobre mí», dijo Rubiales.

Y concluyó sobre su salida anticipada de la presidencia de la RFEF: «En esta situación, es la decisión más inteligente que puedo tomar».

El beso, la renuncia masiva de jugadoras y la movilización en el centro de Madrid

El 20 de agosto, España derrotó 1-0 a Inglaterra en la final del Mundial femenino de fútbol que organizaron Australia y Nueva Zelanda. En plena ceremonia de premiación, Rubiales le sujetó la cara a Jenni Hermoso y le dio un beso en la boca.

El dirigente intentó justificarse y minimizar la situación ante los primeros cuestionamientos. Unos días después, con el aumento de las críticas, se aferró a su puesto y dijo que el beso «fue espontáneo, mutuo y consentido”.

Movilización en Madrid por el escandaloso beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso. Foto: APMovilización en Madrid por el escandaloso beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso. Foto: AP«Aquí no se está tratando de hacer justicia. Se está haciendo un asesinato social», expresó en esa aparición pública, con argumentos que replicó este domingo en la carta con la que anunció su renuncia.

Por el escándalo del beso, todas las jugadoras españolas campeonas del mundo renunciaron a su seleccionado y destapó una trama de irregularidades de los últimos cinco años en la cúpula del fútbol de España. Además, cientos de mujeres se movilizaron en el centro de Madrid con consignas como «Fuera Rubiales y la mafia machista».

DS

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS