27.9 C
Resistencia
InicioEconomíaDespués de Ganancias, ahora se viene la suba del salario mínimo

Después de Ganancias, ahora se viene la suba del salario mínimo

El Gobierno tomará más medidas para recomponer los ingresos después de que se difunda este miércoles la inflación de agosto, que podría arrojar una suba de hasta el 12%. Además de la modificación anunciada en el impuesto a las Ganancias, Sergio Massa analiza cambios destinados a otros sectores de los asalariados, de bajos ingresos y que también fueron afectados por la devaluación tras las PASO.

En ese marco, el Consejo del Salario se reunirá entre la primera y la segunda semana de octubre para actualizar el salario mínimo, vital y móvil (SMVM), según fuentes oficiales. Fue uno de los pedidos que asomó en la reunión que mantuvo Massa con el sindicalismo. «La CTA Autónoma nos pidió medidas para el segmento precarizado y lo estamos evaluando», dijeron en el Ministerio de Economía.

En julio, se acordó un aumento en tres tramos, que llevó el piso a $ 105.500 ese mes, $ 112.500 en agosto y $ 118.000 en septiembre. Como se cobra a mes vencido, el último tramo se implementará el 1 de octubre. Si se considera que en diciembre de 2022, el piso era de $ 61.953, la suba en los primeros 9 meses del 2023 será de un 90,5%, un aumento que quedaría por debajo de la inflación.

«Con un IPC del 10% en agosto y 10% en septiembre (Massa los firmaría con los ojos cerrados), la inflación acumulada en los primeros 9 meses del año se iría a 93,9% y todo indica que va a ser peor. Aun en un escenario optimista de inflación para agosto y septiembre, el salario mínimo, vital y móvil va a quedar por atrás», señaló Luis Campos, coordinador del Observatorio de Derecho Social (IEF-CTAA).

El SMVM es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia por su jornada laboral. Debe asegurarle alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte, esparcimiento, vacaciones y cobertura previsional. Y debe ajustarse periódicamente de acuerdo a las variaciones del costo de vida.

La suba del mínimo impacta en los programas “Potenciar Trabajo” (1,3 millones de personas) que cobran la mitad de dicho salario y “Acompañar” (35.000 mujeres y personas de la comunidad LBGTI+ en situación de violencia de género) que perciben ese beneficio durante 6 meses.También incide en los trabajadores registrados mensualizados o jornalizados y, en forma indirecta, en los informales.

La idea es convocar a las cámaras empresarias y las centrales sindicales una vez que se defina el nuevo monto a partir del cual se va a pagar el Impuesto a las Ganancias. Massa dispuso que se eleve a $ 1,77 millones, el equivalente a 15 salarios mínimos, por lo que de un total de 1 millón de trabajadores alcanzados, 890.000 dejarán de pagarlo a partir del 1 de octubre.

Mientras tanto, el ministro de Economía enviará un proyecto al Congreso en las próximas horas que modifica el mínimo no imponible y crea un régimen de «mayores ingresos», dentro del cual se unificará buena parte de la cuarta categoría. Para ello, se tomó como base el texto del año pasado presentado por el líder bancario Sergio Palazzo. Y en el interín se publicará un decreto que eleva las deducciones.

El candidato también trabaja en otras iniciativas como un alivio para autónomos y monotributistas. Durante la reunión con los sindicalistas en el quinto piso de la cartera, sugirió además que podría haber una reducción del IVA. «Sergio Massa anunció la decisión de modificar el IVA, ese otro gran impuesto regresivo que tiene la Argentina», dijo Hugo Yasky, titular de la CTA de los Argentinos.

El IVA es el impuesto de mayor recaudación en la estructura tributaria. Entre agosto y enero, acumuló $ 5,2 billones, el 22% de toda la torta de ingresos. Mientras que el impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría representa el 3% anual. Economía estima que los cambios en ese tributo significarán la pérdida de $ 1 billón por año y que serán compensados con el impuesto PAIS.

El Impuesto al Valor Agregado tiene tres alícuotas: una general del 21%, 10,5% para algunos bienes, y 27% para energía y telecomunicaciones. En 2017, Massa impulsó la eliminación del IVA en alimentos y en 2019 a los alimentos. Luego de la derrota en las PASO, Macri eliminó por decreto el IVA para algunos alimentos hasta diciembre de ese año. Y con la llegada de Alberto Fernández, la medida no fue renovada.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS