11.4 C
Resistencia
InicioEconomíaSúper julio para Luis Caputo: viaje a Brasil, reunión con el...

Súper julio para Luis Caputo: viaje a Brasil, reunión con el FMI y vencimientos por US$ 3.400 millones

En medio de las tensiones de Javier Milei con Lula da Silvia y el vencimiento inminente de fuertes pagos de deuda, el ministro de Economía, Luis Caputo, y su equipo viajarán en las próximas semanas a la cumbre del G20 en Brasil, donde no se descarta que pueda mantener un encuentro con las autoridades del Fondo Monetario para avanzar en las negociaciones de un nuevo programa y el desembolso de plata fresca.

Según confirmaron fuentes del Palacio de Hacienda, la comitiva oficial participará de las reuniones de ministros de Finanzas y Bancos Centrales del 25 y 26 de julio. Se trata de la continuación de las discusiones de las que ya participó Caputo a fines de febrero pasado en San Pablo. En esa ocasión, se reunió con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, y la secretaria del Tesoro de EE.UU, Janet Yellen, la principal accionista del organismo.

El viaje tendrá lugar en un contexto de fuertes fricciones con el gobierno de Brasil. Tras bajarse de la Cumbre del Mercosur del 8 de julio para no verse con Lula en Paraguay, Milei viajará el sábado al balneario brasileño de Camboriú, adonde fue invitado por los Bolsonaro para participar de una conferencia conservadora. El Presidente ya se enfrentó también con sus pares de España, Bolivia, Colombia y México, todos con voto en el directorio del Fondo.

Con todo, el frente más desafiante a partir de la semana próxima será el de las reservas. El Gobierno deberá afrontar pagos de deuda por US$ 3.400 millones, empezando por el vencimiento del próximo martes de US$ 2.550 millones con los bonistas. Se trata de los cupones en dólares de los bonos AL30 y GD30 (US$ 1.150 millones de capital y US$ 1.400 millones de intereses), de los cuales US$ 2.100 millones están en manos privadas, según EcoGo y Econviews.

Luego, el 16 de julio vencerán US$ 640 millones con el Fondo, el último pago de amortización contemplado dentro del marco del programa actual que vence en noviembre de 2024 y que acordó Alberto Fernández en marzo de 2022 para pagar el préstamo de US$ 44.000 millones tomado por Mauricio Macri. A partir de ese pago y durante los próximos 2 años (hasta septiembre de 2026) Argentina enfrentará únicamente pagos de intereses.

Por último, el 31 de julio caerán US$ 167 millones del primer vencimiento del Bopreal, un bono que lanzó Caputo para cancelar la deuda importadora y que en el segundo semestre devengará pagos por un total de US$ 1.200 millones. Todos esto en un escenario en el que el Presidente ya anticipó que en el tercer trimestre se perderán US$ 3.000 millones y mantendrá la devaluación del 2% mensual, con reservas negativas en US$ 1.100 millones, según LCG.

Tal como lo viene haciendo, el Gobierno pagará la deuda en dólares con los pesos sobrantes del financiamiento obtenido en el mercado local. «El colchón de reservas en pesos generado por las colocaciones por sobre las necesidades de rollover, permitirá al Tesoro comprar los dólares para hacer frente a los vencimientos en moneda extranjera y, de esta manera, evitar incurrir en la emisión de letras intransferibles», señaló en el avance del presupuesto 2025.

Para el director de Outlier, Gabriel Caamaño, «las reservas netas según la definición del FMI van a bajar cuando el Tesoro le compre los dólares al Banco Central con los pesos de la licitación, y después las reservas brutas, cuando use esos depósitos en dólares para pagar los bonos». Mientras Fernando Baer, de Quantum, estimó que «se recuperan las reservas en el último trimestre porque se levantan las restricciones y tenés ingreso por la cuenta capital de la balanza de pagos y algo de agro dólares».

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS