17.4 C
Resistencia
InicioEspectáculosConociendo Rusia tiene línea aérea propia: lanzó Jet Love, con hits que...

Conociendo Rusia tiene línea aérea propia: lanzó Jet Love, con hits que hablan de los viajes, el amor y la distancia

Con cuatro discos y más de una docena de hits, Conociendo Rusia se convirtió en uno de los nombres más fuertes de la escena del rock argentino. El proyecto de Mateo Sujatovich lleva poco más de un lustro de actividad y ya consiguió llenar dos series de cuatro shows en el Gran Rex (2021 y 2023), además de dos Movistar Arerna (2022).

Su nuevo álbum, lanzado en abril, se llama Jet Love y tanto el slogan publicitario como el arte de tapa juegan con la idea de una línea aérea propia. En realidad es el diario de viaje de un artista y un manifiesto de amor hacia la música.

Tal como él mismo explicó unos meses atrás, «La música es también una manera de viajar: viajar en el tiempo, volver a recuerdos, a momentos lindos y a personas importantes que quiero mucho; y es mi gran compañera durante los viajes que a veces pueden ser muy solitarios».

Mateo Sujatovich, cantante, guitarrista, tecladista y líder de Conociendo Rusia. Foto: Juano Tesone. Mateo Sujatovich, cantante, guitarrista, tecladista y líder de Conociendo Rusia. Foto: Juano Tesone. Definió también que, «Jet Love es una invitación a explorar a través de canciones que nacieron arriba de aviones, en diferentes ciudades y países y también en mi casa».

Los viajes, el amor y la distancia

Después de lanzar el disco, Mateo viajó a España y México para hacer promoción y preparar el terreno para futuras giras.Ya de regreso a Buenos Aires, charló con Clarín sobre los viajes, las canciones nuevas y los próximos recitales del 6 y 7 de septiembre en Movistar Arena.

La portada de La portada de «Jet Love», el nuevo álbum de Conociendo Rusia.«Ahora estoy -cuenta- con la cabeza en el tour, o sea que no estuve escuchando al disco últimamente, pero me lo voy a tener que volver a escuchar y estudiar para tocar en vivo.La verdad que siento que el disco gustó un montón y que tiene una linda recibida. Eso me alegra».

-Una vez más, tiene un alto promedio de hits por metro cuadrado.¿Se te empieza a complicar hacer la lista de temas para los shows?

-Sí. Creo que esta es la primera vez que me pasa de decir “¡Wow, este tema no lo puse!”. Se pone bravo hacer una lista. Obviamente se puede hacer un show de dos horas y media para meter casi todo, pero para mí es un montón. No me gusta tocar tanto.

-¿El concepto de un disco sobre el amor, la distancia y los viajes te apareció a mitad de camino o arrancaste con esa idea?

-Fue el final, muy sobre el final. Fue, de hecho, fue en un avión previo al viaje a la grabación en los estudios Sonic Ranch, en Texas. Estaba volviendo de Bariloche, tranqui, y empieza a arrancar el vuelo y siento que hay una canción. Me puse a tararear algo y hacer un ritmo muy intuitivo e improvisado. Me lo grabé y se transformó en el primer tema del disco.

Video

Mateo Sujatovich, líder de la banda Conociendo Rusia, contó todos los detalles del proceso creativo de su cuarto álbum de estudio, ‘Jet Love’.

-¿Cómo es tu relación con los aviones?

-Tengo historia con los aviones. Me fui a vivir a España cuando tenía 13 años, y el avión se transformó en el vehículo que me sacó de Argentina y era lo que me podía devolver a mi país. Se transformó en un objeto de deseo muy importante. Creo que por eso tengo cierta nostalgia con el avión.

Me banco bastante los viajes, incluso cuando son 12 horas durante el día, que es bravo. De noche te duermo todo, pero de día puede ser una siestita, una peli, leer algo, o si tengo mucha necesidad de trabajo pago el wifi.

Mateo Sujatovich, de Conociendo Rusia, antes de iniciar una larga gira nacional e internacional. Foto Juano Tesone Mateo Sujatovich, de Conociendo Rusia, antes de iniciar una larga gira nacional e internacional. Foto Juano Tesone -Otra constante del disco es el amor a distancia.

-El concepto también es algo que me apareció. No sé si específicamente lo padezco. Tengo luna en Acuario, que me parece que es muy bueno para sobrellevar las distancias. Eso que canto se me ocurrió porque lo siento cuando las papas queman y estás lejos.

-¿Te imaginabas que tener éxito con tus canciones traía muchos viajes?

-Creo que no pensaba en esa parte, pero es algo muy lindo del músico lo de tener que viajar. Es muy distinto cuando se te hace carne y es realmente tu vida y estás en en movimiento todo el tiempo. Como persona te terminás amoldando a eso, y te vas convirtiendo en alguien que todo el tiempo se está yendo de su casa. ¿Cómo pensar las propiedades? ¿Dónde vivo? ¿Qué tipo de casa quiero tener?

-… ¿puedo tener una mascota?

-Exacto. Yo tengo dos gatas, y es una dificultad. Ya hice de todo: dejarlas con amigos, con familiares…

Las giras y las ciudades con amigos

A partir del 9 de agosto, Mateo se embarca con Conociendo Rusia en una larga gira de caso 20 fechas por todo el país, para luego poner rumbo a España en noviembre

Mateo Sujatovich lanzó el primer disco de Conociendo Rusia en 2018 y ahora acaba de aparecer el cuarto, Mateo Sujatovich lanzó el primer disco de Conociendo Rusia en 2018 y ahora acaba de aparecer el cuarto, «Jet Love». Foto Juano Tesone«Estoy muy entusiasmado -dice- y me da muchas ganas de arrancar, aunque quizás hacia el show número 20 va a aparecer la pregunta de cuánto falta para terminar. Quizás ahí empezás a tachar los que quedan, como una cuenta regresiva, pero eso no quiere decir que uno no lo disfrute. Cuando arrancás la gira es muy fácil salir a tocar, porque tenés toda la pila del mundo, pero cuando llevas 20 shows le tenés que poner el doble de pilas».

-¿En algunas ciudades ya tenés un grupo de gente amiga y te sentís local?

-Sí. En España tengo mi mi tropa madrileña, mis amigos de allá. Viejos amigos y gente que es como familia, amigos que me he hecho en este tiempo. Por ejemplo Leiva, que me abre los brazos y me tiró de cabeza.

-¿Te pasa lo mismo en México o en alguna otra ciudad?

-Sí. En México tengo amigos y es relindo porque también te vas haciendo de tus esquinas y tu bar favorito. Yo soy medio así: si me gusta un bar, un lugar o un restaurant, a la siguiente visita me gusta volver. En México está Silvana Estrada, una artista increíble que quiero mucho. Cuando voy sé que me puedo juntar un rato a charlar de cómo van las cosas, recordar viejas anécdotas y comer algo rico.

El sonido de «Jet Love»

En febrero de este año salió el single Lo mejor, que fue el primer anticipo de Jet Love. Al mes siguiente salió Te lo voy a decir, y ya con el álbum editado apareció un nuevo corte y video: Cinco horas menos, con Natalia Lafourcade.

Video

«Cinco Horas Menos», grabada junto a Natalia Lafourcade, es parte del último álbum de estudio de Conociendo Rusia llamado «Jet Love». Con Carmen Rivoira en la dirección y Lisandro Ramos y Juan Saravia en la producción, con Mateo y Natalia como protagonistas, estas imágenes dejan al descubierto la química y amistad que hay entre ellos.

De más está decir que los tres temas se convirtieron en inmediatos hits, y el disco encierra varios más, desde el inicio con la canción que da título al lanzamiento, hasta la gran melodía de Canciones, el rockito de El Chacal, la cadenciosa Una vuelta más y la colaboración con el brasilero Tiago Iorc en Late más.

Un detalle especial que Mateo Sujatovich remarca en todas las entrevistas es que la grabación se hizo en el famoso Sonic Ranch de Texas, donde estuvieron locales como Bandalos Chinos, El Mató A Un Policía Motorizado, Sig Ragga y Juana Molina, además de internacionales como Arcade Fire, Fiona Apple y Wu Tang Clan,

«El audio y la paleta de colores -explica Mateo- son mérito de Nico Cotton, con quien hice tres discos. Me parece que él tenía más cosas en la cabeza que yo cuando llegamos ahí. Y si bien no conocía el estudio, hizo el pedido de los instrumentos que quería. Creo también que los dos veníamos escuchando algunos discos que sonaban ochentosos, como Jack Antonoff, y lo fuimos llevando por ese lado, porque los demos no tenían este sonido».

Mateo Sujatovich en los premios Latin Grammy 2022 en Las vegas. Foto: AFPMateo Sujatovich en los premios Latin Grammy 2022 en Las vegas. Foto: AFP-Mucha gente no se imagine en qué influye un estudio. Se podría pensar que da lo mismo cualquier lugar.

-Creo que influye mucho cuando usás los instrumentos del lugar. Pero si trabajás con las cosas que que son de la compu, entonces eso lo podés producir igual en el exterior o en tu departamento. La mística que tiene el lugar puede inspirador, pero componer en un monoambiente siendo un joven hambriento también tiene su mística. Nosotros usamos las baterías de Sonic Ranch, que están espectaculares y son mega-vintage, con una cantidad de historia encima, y eso aporta a la música.

El lugar tuvo mucho que ver con el disco, porque es un espacio muy particular en el medio de la nada, donde te podés distraer muy poco y estás concentrado como un equipo de fútbol que se va a hacer la pretemporada. Todos nos decían que había que ir a Sonic Ranch, así que era un lugar que nos tentaba. Aparte, tiene ciertas facilidades por ser un estudio residencial y hace mucha diferencia. Es como hacer una pijamada de gente grande, o estar en un viaje de egresados.

Mateo Sujatovich en el teatro Gran Rex, en 2023. Foto de prensaMateo Sujatovich en el teatro Gran Rex, en 2023. Foto de prensa-¿Tenés idea de de sacar más singles del disco o ya estás con alguna canción nueva y te estás aguantando?

-La verdad, con la producción de música nueva estoy muy tranqui. Quizás sea un buen momento para para sumarme a canciones de colegas, porque muchas veces cuando estás con lo tuyo hay poco lugar para eso.

-¿Te quedó ganas de volver hacer algo a solas como lo que hiciste en el Gran Rex? Fue antológico.

-A mí me encantó. Te soy sincero: lo hice cuando terminé de grabar el disco en Sonic Ranch, me volví a Buenos Aires y tenía un mes para armar algo. Me traje una loopera de allá y aprendí a usarla. La cuestión es que en muy poco tiempo armé ese show que estuvo buenísimo. Lo disfruté un montón y creo que en algún momento se vendrá un capítulo dos.

Mi antojo es variar la música. Vengo de una casa donde sonaba música de cine, de películas y de televisión. Entonces siento que es limitado pensar que mis canciones solamente son canciones de una banda de rock. Son los gustos que se puede dar un solista, que puede hacer un montón de cosas con su música. La banda sostiene la columna vertebral, que son las canciones, y a partir de eso se pueden cambiar un montón de cosas.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS