17.4 C
Resistencia
InicioPolítica«La Campora» de Javier Milei y el armado silencioso en la Provincia

«La Campora» de Javier Milei y el armado silencioso en la Provincia

La intempestiva interna del PRO entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich desnuda la diáspora que amenaza al partido creado por el expresidente, que supo encarnar el cambio y reunir a varios dirigentes con perfil para gobernar el país después del kirchnerismo, pero que quedaron presos de la carencia de la conducción, de la heterogeneidad de Juntos por el Cambio y de la aparición de Javier Milei, con un discurso más contundente, con el blindaje de un outsider que carece de prontuario político.

Los libertarios leen ese escenario y actúan en consecuencia. Interpretan -y lo manifiestan- que el PRO es un partido que está “destruido” y que ha perdido las banderas, que hoy ostenta el Gobierno.

La consecuencia es el avance de Karina Milei, empoderada por el Presidente, que concentra el armado libertario con sus dos alfiles, el riojano Eduardo “el Lule” Menem en la construcción nacional -actual subsecretario de Gestión Institucional- y Sebastián Pareja -subsecretario de Integración socio urbana- en la estratégica provincia de Buenos Aires.

Quienes conocen al sobrino de Carlos y de Eduardo Menem, con cuatro décadas de experiencia en el Senado colaborando con ambos, aseguran que su protagonismo es tal que cumple funciones al mismo nivel que Guillermo Francos. El jefe de Gabinete, por su cargo, tiene más contacto con los gobernadores y está más dedicado a la política. En cambio “el Lule” suele ser caracterizado como el primero que llega a la Casa Rosada y el último que se va, abocado a la gestión y, en silencio, “atajando penales” todo el día, afirman, por su función de arreglar problemas de distintas áreas.

En la provincia de Buenos Aires se ha desplegado un trabajo con bajo perfil pero con una organización que va más allá de dirimir alianzas o quienes integrarán las listas. No es casual que lo lleve un peronista, Pareja, que trabajó para el menemismo y tiene aceitados lazos con el macrismo y el sector de Emilio Monzó. La Libertad Avanza ya cuenta con presencia en los 135 distritos de la provincia. Durante la campaña electoral tenían un responsable por sección electoral; ahora los renovaron, y a quienes antes hacían esa tarea los ascendieron y hoy cumplen con un claro objetivo de penetración política bonaerense.

Eduardo Eduardo «El Lule» Menem. Clave en el armado nacional bajo la sombra de Karina Milei. Foto: Federico López ClaroComenzaron a ocuparse de las colegiaturas, presentando listas en los colegios de abogados, escribanos, contadores y arquitectos, entre otros. En el ámbito educativo promueven, a través de mesas, la agrupación «Aulas» en las escuelas secundarias y «Crear Libertad» en las universidades. Se insertaron en el mundo sindical y un sector se ocupa de las relaciones internacionales, vinculándose con los embajadores extranjeros y aprovechando para la política, programas y becas poco conocidos.

Tienen su escuela de pensamiento libertario, la Escuela de Formación, Debate y Análisis Político (EFDAP), algo así como la Fundación Pensar del PRO. De allí extrajeron la plataforma electoral que llevó Milei en campaña. Pronto se inaugurarán escuelas en la Ciudad de Buenos Aires y en Río Negro.

A tal punto llega la organización política e ideológica que en Santiago del Estero están lanzando el Foro Alberdiano que busca ser la antítesis del Foro de San Pablo creado por el Partido de los Trabajadores de Lula Da Silva y al que abonaron en Argentina, desde el Partido Comunista y el Partido Obrero hasta el kirchnerismo a través del Movimiento Evita o del Frente Grande.

El acto de este sábado en el oeste del Conurbano, en Morón, fue el lanzamiento de un trabajo en la provincia que comenzó hace varios meses con mesas en puntos estratégicos de la provincia, y que llevó a La Libertad Avanza a contar hoy con unos 19 mil afiliados y esperan, para agosto, tener unos 30 mil. A modo de ejemplo, la Justicia Electoral pide para constituir un partido de distrito, que pelea diputados y senadores nacionales, 4 mil afiliados; y para ser partido provincial y disputar todas las categorías, 8 mil.

Los libertarios pretenden que el partido nacional que construyan, que hoy se conoce como La Libertad Avanza, quede al margen de disputas internas y discusiones por la propiedad del sello. Para eso estará la agrupación nacional, La San Martín, antagónica a La Cámpora del kirchnerismo.

“Hay un cambio de época en la negociación política, ahora todo es frontal, sincero, vas al grano aunque eso traiga consecuencias”, sostiene un legislador de LLA. Hay un convencimiento de que, al menos en territorio bonaerense, Milei no habilitará ningunas PASO con otras fuerzas y que estará a la cabeza de cualquier negociación. Pero ya los acuerdos, dicen, no serán partidarios ni habrá coaliciones al estilo Juntos por el Cambio, que se dividían entre los partidos las listas o cargos.

“Que quede claro que nosotros vamos a manejar la elección del año que viene”, enfatizan los libertarios. Rechazan una coalición con el PRO o cualquier partido para 2025 en la provincia porque consideran que eso sólo sería necesario por una necesidad jurídica, que la tienen cubierta con las afiliaciones, o por falta de territorio. Pero están convencidos y afirman que “hoy La Libertad Avanza lo pasa por arriba al PRO”. Observan la posibilidad de una alianza pero post elecciones legislativas y si es que el macrismo no se integró ya al oficialismo, y se transforma en un obstáculo.

Conurbano. Karina Milei junto a Martín Menem y a Sebastián Pareja, el armador en la Provincia.Conurbano. Karina Milei junto a Martín Menem y a Sebastián Pareja, el armador en la Provincia.En cuanto al radicalismo, que tiene una importante estructura bonaerense, distinguen al sector del actual titular del partido, Maximiliano Abad, del que encarna Martín Lousteau, y observan la intención de Facundo Manes de dirimir el liderazgo en la UCR provincial. Para el mileísmo, lo ideal sería que el radicalismo se atomizara y cada sector se fusionara con otras fuerzas. De hecho, según los libertarios, hay algunos intendentes radicales que vienen manteniendo conversaciones con LLA para dar el salto. Pero a ellos, al macrismo y al resto de extrapartidarios que especulen con sumarse, les advierten desde la Casa Rosada que no es lo mismo hacerlo en julio que en diciembre, cuando ya deben tener la estructura partidaria armada.

El objetivo del grupo que lidera Karina Milei y que delega en Pareja, es que el 2025 se fortalezca el partido oficialista. Si además eso se traduce en un triunfo sobre el kirchnerismo, mucho mejor. Pero hacen trascender en privado, a modo de ejemplo del espíritu de la construcción libertaria bonaerense, que prefieren perder por tres puntos en la Provincia con el kirchnerismo, antes que entregarles a otros partidos cinco bancas de diputados provinciales por un acuerdo partidario y sin seguridad en la lealtad.

Respecto de su principal rival, el kirchnerismo, no creen que la interna llegue a una ruptura porque no les queda otra opción que mantenerse juntos. De todas maneras, sobre su principal competidor Axel Kicillof, creen que en octubre tendrá complicaciones para pagar los sueldos. Como contrapartida, aseguran que esa situación también es producto que el gobernador y La Cámpora hicieron una apuesta muy grande de que Milei iba a convertirse en pocos meses en un inmenso fracaso. Como cuando en el 2015 vaticinaron que Macri se iba en helicóptero en tres meses. Y se equivocaron.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS