18.4 C
Resistencia
InicioSociedad30º Aniversario del Instituto Sábato: formación de profesionales para el desarrollo tecnológico...

30º Aniversario del Instituto Sábato: formación de profesionales para el desarrollo tecnológico del país

Formación científica en el Instituto Sábato.
El Instituto de Tecnología Jorge Sabato (ITS) nació mediante un convenio firmado entre la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). La fecha precisa de su creación fue el 16 de noviembre de 1993. Este instituto debe su nombre a Jorge Alberto Sabato, destacado tecnólogo, impulsor y referente de la metalurgia en Argentina, que trabajó largos años para constituirla como disciplina académica.

“Hubo un antes y un después en la metalurgia y ciencias de los materiales después de Sabato. Siendo él profesor de física contrató expertos extranjeros que vinieron a formar a nuestros profesionales y luego desde la CNEA se realizaban cursos auspiciados por el Organismo Internacional de Energía Atómica”, comenta el docente e investigador Ricardo Mario Carranza, actual director decano del Instituto Sabato.

En 1955 Sabato fue el responsable de organizar esta área específica en la CNEA y crear un polo en metalurgia, además de participar activamente en diversos proyectos como la Central Nuclear de Atucha, la producción de elementos combustibles nucleares y, consecuentemente, en la puesta en marcha de la industria nuclear argentina.

Gracias a la firma del convenio que fundó el Instituto, se pudo gestar un proyecto tan anhelado por ambas instituciones y fue en 1994 cuando se creó la Maestría en Ciencias y Tecnología de Materiales, siendo el posgrado que le brindó a una universidad joven como la UNSAM sus primeros egresados.

En el transcurso de estos años, y con base en las mismas políticas de sus inicios, el ITS conformó una sólida estructura de enseñanza, como un verdadero mecanismo de transferencia de tecnología, para facilitar especialistas a las empresas dedicadas a la producción nacional e internacional.

El Sabato en la actualidad Para ingresar al ITS el requisito principal es el mismo que requieren los otros dos institutos dependientes de la CNEA -el Balseiro y el Dan Beninson-. Por un lado, se ingresa en el equivalente al tercer año de cada carrera, debiéndose acreditar previamente las materias aprobadas de los dos primeros años de formación universitaria en ingeniería, física o carreras afines. Y por otro lado, un examen de admisión para los estudiantes que resulten seleccionados.

El predio dentro del CAC cuenta con equipamiento científico de vanguardia destinado a la enseñanza experimental, los estudiantes tienen acceso a bibliotecas, laboratorios y a un alto nivel académico de su cuerpo docente, formado por investigadores de la CNEA, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC) y de especialistas de la industria.

“Nuestra mayor fuerza y la que nos diferencia de otras universidades, es que nuestros estudiantes pueden dedicarse exclusivamente a estudiar gracias a las becas, acceder a equipamiento de avanzada en los distintos laboratorios donde realizan sus prácticas y contar con un apoyo personalizado del cuerpo docente”, destaca Carranza.

El ITS dispone de becas para la carrera de Ingeniería en Materiales, otorgadas por la CNEA y que tienen como fin garantizar la dedicación exclusiva al estudio y aportar igualdad de oportunidades. También algunas empresas del país como Techint, invierten en la educación para cubrir la demanda de ingenieros y así apoyar la formación de recursos humanos científico-tecnológico.

Al igual que la Ingeniería en Materiales, las carreras de posgrado cuentan con becas de la CNEA durante el transcurso de los estudios cursados, también las que brinda el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para mujeres de cualquier nacionalidad y becas de la Organización de Estados Americanos (OEA) para extranjeros no residentes en Argentina.

La formación de los estudiantes durante su trayectoria en el Instituto, en un entorno propicio para responder de manera eficaz a los desarrollos de la ciencia y la tecnología, permite que sus egresados tengan una amplia salida laboral en las empresas e industrias más importantes del país, además de ser muy bien recibidos por las universidades y centros de investigación de mayor prestigio, tanto en Argentina como del exterior.

La oferta académica Las carreras que actualmente ofrece el Sabato son, Ingeniería en Materiales, Maestría en Ciencia y Tecnología de Materiales; Especialización en Ensayos no destructivos; Doctorado en Ciencia y Tecnología, Mención Física, Doctorado en Astrofísica, Doctorado en Ciencia y Tecnología, Mención Materiales; y la Diplomatura en Materiales para la Industria Nuclear.

Además, en el área de extensión, se dictan numerosos cursos técnicos para instituciones de investigación y desarrollo, para diferentes sectores industriales, y también para otras áreas del conocimiento y la cultura en el ambiente académico.

La convocatoria para ingresar a estas carreras y sus requisitos se encuentra en la página web del Instituto Sabato.

Estadísticas al 2023 El ITS ha formado hasta hoy a 741 profesionales que egresaron de sus maestrías, especializaciones y diplomaturas. Tiene 179 egresados del Doctorado en Ciencia y Tecnología y el de Astrofísica, 238 de la Maestría en Ciencia y Tecnología de Materiales, 205 de Ingeniería en Materiales, 65 en la Especialización en Ensayos No Destructivos y 54 graduados en la Diplomatura en Materiales para la Industria Nuclear.

El porcentaje de mujeres egresadas del instituto respecto al total es del 25%.

Sus egresados, antecedentes laborales y logros La creación de vínculos con instituciones y empresas del sector, permite que los egresados del Sabato cuenten con una inserción profesional al mercado de trabajo inmediata, y así lo enfatiza su director “nuestros egresados son muy solicitados por estas carreras especiales, hemos logrado posicionarnos como los principales formadores en materiales y metalurgia de nuestro país, si bien estamos enfocados en materiales nucleares, nuestros egresados trabajan dentro y fuera del país en distintos tipos de materiales”.

Los perfiles profesionales de quienes egresan abarcan un amplio abanico en el mercado laboral: desde gerente de Área Energía Nuclear de la CNEA, director de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y gerente de Investigación y Desarrollo en la Dirección Industrial de la empresa Aluar, hasta la participación en la fabricación de paneles solares y la antena radar del Satélite Argentino de Observación por Microondas (SAOCOM 1A).

También se han destacado como ganadores de concursos públicos de la Universidad de Cambridge y del Premio “Ing. Isidoro Marín” a los mejores egresados de carreras de Ingeniería de universidades del país.

Sabato definía la industria nuclear como una “industria industrializante”, es decir, una industria que requiere de otras especialidades como la ingeniería en materiales, la metalmecánica, la metalurgia y la informática para desarrollarse. En consecuencia con su línea de pensamiento, la proyección del Instituto se orienta a continuar creciendo e incorporar carreras en estas diferentes especialidades para acompañar el crecimiento tecnológico del país.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS