18.4 C
Resistencia
InicioSociedadEl robo al Banco Río de Acassuso, un golpe de película

El robo al Banco Río de Acassuso, un golpe de película

13 de enero del 2006. Podría haber sido una tarde de verano cualquiera, si no fuera porque en medio de ese calor apacible se dio el robo más espectacular en la historia de nuestro país.

El golpe fue en la sucursal del Banco Río en Acassuso.

Todo arrancó pasadas las 12, cuando dos hombres, uno de traje y otro con delantal y peluca, entraron al banco. Minutos más tarde llegó una camioneta al estacionamiento; ahí comenzó el operativo.

La noticia llegó media hora después. Los asaltantes tenían 23 rehenes en total.

A las 2 de la tarde liberaron al primero. Lo que el Grupo Halcón no sabía, era que el jefe de la banda había intervenido las comunicaciones de la policía. Uno de los tantos aciertos de un plan maestro, que recién se conocería … mucho tiempo después.

Telam SE

Aquella tarde la atención estuvo puesta en los rehenes. Nadie imaginó que mientras tanto, abajo del banco, se estaban hackeando las bóvedas. Eso fue lo más espectacular: cuando la policía finalmente pudo entrar, los ladrones se habían esfumado dejando 143 cajas de seguridad, totalmente vacías.

Con el tiempo se fueron esclareciendo los detalles. La cobertura fue virando del relato de una noticia policial a epopeya. El país estaba fascinado. La planificación había empezado un año antes.

El ideólogo fue Fernando Araujo, un artista plástico y profesor de karate que vivía en la zona. Fernando convocó a un compañero de colegio, Sebastián García Bolster. Juntos, a diez cuadras del banco, midieron con un metro la distancia de cada tapa de alcantarilla.

En total, la banda tuvo 6 integrantes, que en absoluto secreto fueron diseñando el túnel que los llevó al desagüe donde lograron huir con gomones en sentido contrario al río.

Pero no solo eso. Al irse, dejaron un mensaje en las bóvedas.

Todo ayudó para ganarse la simpatía de la opinión pública… al mismo tiempo que la policía asumía un papel cada vez más incómodo.

Telam SE

Araujo fue detenido cuatro meses después. Había huido a San Juan. Lo encontraron en una carpa en medio de la nada. Aunque había estado preso por sacar fotos adentro del banco, los investigadores todavía no sabían que era el jefe del plan.

La caída de la banda fue igual de cinematográfica que el robo. La mujer de uno de ellos los delató… por celos.

El juicio llegó en 2010, pero las penas luego se terminaron reduciendo y hoy ya están todos libres.

¿El botín? De los 19 millones de dólares que se calcula que se llevaron, solo se recuperó un millón.

Y no solo eso. La historia inspiró varios libros y ficciones. Tal es así que Araujo terminó volviéndose protagonista de su propia película.

(Esta cápsula forma parte del ciclo “40 años de democracia” que se emite todos los miércoles y domingos por la TV Pública)

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS