27.9 C
Resistencia
InicioSociedadGracias, Fernando

Gracias, Fernando

El otro día tuve la fortuna de ejercer de copiloto en un coche conducido por Fernando Alonso. Fueron dos vueltas al Circuito del Jarama que me ayudaron a entender mejor lo que pasa dentro de una máquina de competir con 640 cv de potencia y capaz de alcanzar los 290 kilómetros hora. Pero, sobre todo, pude observar de cerca la magnitud de este piloto de Fórmula Uno que levanta pasiones por todo el mundo.

La tranquilidad de Fernando conduciendo al límite, sonriendo, mirando la pantalla, observando el paisaje, oyendo mis gritos, intentando tranquilizarme y mirándome de reojo con ternura. ¿Cómo se puede tener ese control en una situación tan extrema? Eran unas curvas increíbles, pero eran sus curvas. Parecía que iba a bordo de un tren a punto de descarrilar en cualquier momento, puro vértigo. Y él estaba tan tranquilo, sin alterarse lo más mínimo, disfrutando. Sin miedo.

La única pregunta que pude articular fue, precisamente, esa: ¿Qué es el miedo, Fernando? ¿Tienes miedo alguna vez? “Nunca”. Eso me contestó mientras yo lo estaba descubriendo a su lado. Fernando, simplemente, disfruta con un volante entre las manos. Es feliz, no le pesa ni le cansa. Estuvo toda la tarde dando vueltas al circuito con una sonrisa, pletórico, risueño.

El vídeo de los dos juntos se ha hecho viral, es una locura en redes sociales y webs. Mis gestos y gritos de auxilio, de socorro, de “para que me apeo en la siguiente curva” se repiten por todos lados. Bajaba el pulgar para que redujera la velocidad y Fernando respondía agarrándome la mano como a un niño indefenso que suplica ayuda.

Fueron cuatro minutos de pánico y adrenalina disparada que me dejaron una sensación de plenitud, de que fue algo extraordinario, una experiencia que jamás podré olvidar. Gracias, Fernando, por tranquilizarme, por animarme y por darme la oportunidad de conocer mejor a un auténtico número 1, a un ídolo mucho más cercano de lo que esperaba. Sabía que eres muy grande, pero a tu lado descubrí que, efectivamente, haces magia.

Apuntes

Alcaraz y el aprendizaje. La derrota en semifinales ante Medvedev en el US Open dejó tocado a Carlitos. Dice que tiene que aprender a gestionar los momentos complicados. Seguro. Pero es normal: solo tiene 20 años. El inmenso talento está ahí, la experiencia solo es cuestión de tiempo.

Lamine Yamal, paso a paso. Debut con el Barça y ya es titular. Debut con España y primer gol. Tiene 16 años y ya hay quien lo compara con Messi. Es buenísimo, apunta muy alto…Pero calma. No le metamos más presión de la debida.

Scariolo, hasta que tú quieras. El seleccionador de baloncesto quiere seguir y reconstruir un equipo en el que los campeones ya han desaparecido casi por completo. Toca apostar por los jóvenes y crecer. Nadie mejor que Sergio para regresar al éxito.

El Espanyol suma y sigue. El espectacular comienzo de temporada del equipo de Luis García ha ilusionado a una afición que, por otra parte, apoya más que nunca. El sentimiento no entiende de categorías.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS